Hasta siempre Manuel Mayol, fundador de Casa de las Batas

Manuel Mayol ha sido un trabajador infatigable. Su pasión por las cosas bien hechas lo llevó a uniformar equipos de empresas que siempre apostaron por la excelencia.

Este será nuestro post más personal. No hablaremos de lo que nos enorgullecen los uniformes que hacemos para nuestros clientes, ni os contaremos la propuesta de negocio que acoge y da vida a cada pieza que confeccionamos. Hoy os contaremos cómo un sencillo uniforme, una bata blanca de enfermera o médico, en apariencia aséptica y fría, se puede convertir en todo un símbolo de amor.

 

Hace apenas unas semanas el hombre que fundó esta casa, Casa de las Batas (y que hoy llamamos Envés Uniformes) ha permanecido en la Sala de Paliativos del Hospital La Paz. Manuel Mayol, nuestro padre, ha luchado contra un cáncer con la misma fuerza y coraje con la que hace 32 años decidió emprender un negocio que iba a cambiar la forma en que entendemos la ropa de trabajo.

 

Hace más de tres décadas Manuel Mayol (1936- 2018) tomó la decisión de hacer un vestuario profesional cuyo diseño y confección se ajustara a los niveles de calidad en patronaje, corte, acabados y detalles de cualquier pieza de ropa destinada al retail. Nuestro padre creyó profundamente en que cualquier empleado tenía derecho a vestirse con un uniforme que dignificara su profesión.

 

Lo que nuestro padre no sabía y aprendió en los últimos días de su vida, y su esposa e hijos con él, es cómo una sencilla bata sanitaria puede convertirse en la imagen viva de la generosidad, la mano cálida que te ayuda a llegar al final y que consuela a los ya no tienen consuelo.

El vestuario sanitario confeccionado por nuestro propio taller para la Escuela Universitaria de Enfermería LA PAZ, centro adscrito a la Universidad Autónoma de Madrid ha sido, en los días más difíciles, un símbolo de todo el amor que hemos recibido.

 

Por ello os decimos que este será sin duda nuestro post más personal. Hablaremos de Uniformes, pero de esos que te recuerdan que debes decir: GRACIAS, gracias por acompañarnos en los momentos más dolorosos y por darle un significado aún mayor a nuestro humilde trabajo.

 

Manuel Mayol fue un trabajador infatigable, un hombre que sin formación en el sector textil supo mantener clientes de prestigio. Su pasión por las cosas bien hechas lo llevó a uniformar equipos de empresas que siempre apostaron por la excelencia, desde hoteles como Paradores de España hasta los restaurantes más emblemáticos de Madrid. Hizo chaquetillas de cocina para prestigiosos chef que hoy lamentan su pérdida.

 

El fundador de Casa de las Batas dijo siempre lo que pensaba, y así lo recordaremos.

Hasta siempre Manuel Mayol.

 

En agradecimiento al cuerpo médico del Hospital La Paz de Madrid y en especial a médicos, enfermeras y auxiliares de la Sala de Paliativos.


La bata blanca sanitaria, en apariencia aséptica y fría, se puede convertir en todo un símbolo de amor. Enfermeras y auxiliares del Hospital La Paz de Madrid